Meteorología Lizara

Esta semana pasada, aprovechando una pequeña tregua que nos dió el tiempo, nos fuimos a hacer un corte de nieve o sondeo por golpeo, es decir,  un sondeo de nieve  para evaluar el estado del manto nivoso.

A los que les suene a chino de que va esto, os vamos a contar un poco en que consiste.

En primer lugar hay que buscar un lugar adecuado para realizarlo, en nuestro caso subimos a la Ordelca que está situada a unos 1800m. de altitud. Buscamos un lugar  resguardado donde no se hubiera acumulado nieve debido al viento.

Con una sonda  medimos la profundidad hasta llegar al suelo. Luego con esa misma sonda y un peso de 1 kilo volvemos a meterlo en la nieve, pero esta vez poco a poco, a base de pequeños golpes que damos con el peso en la sonda,  asi  tomamos una referencia de los posibles estratos que nos vamos a encontrar. Una vez hemos llegado al suelo, hacemos un agujero de 1 x 1 más o menos.

Miramos  los diferentes estratos que tenemos y los señalamos. A continuación hay que tomar  la temperatura de la nieve  de cada 10 cm desde la superficie hasta el suelo.

Luego debemos tomar la temperatura, el tipo de nieve, la densidad, la dureza, la humedad de la nieve  en  cada estrato.

Con todos estos datos, una vez de vuelta al refugio, los pasamos a un  gráfico que enviamos al instituto nacional de meteorología.

Con todo esto logramos tener una idea más clara del estado de la nieve en el monte y se puede estimar con más exactutud el riesgo de aludes.

Xaro Cantarero.

Esta entrada fue publicada en Eventos, General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario